sábado, 18 de marzo de 2017

Lorena Jiménez abarrota Murcia Flamenca

Lleno hasta la bandera el pasado viernes en las tablas de La Madriguera, donde Murcia Flamenca organiza sus saraos flamencos desde el pasado mes de enero. Les está sentando bien el cambio a estos pájaros flamencos, que se trajeron a Lorena Jiménez, murciana, de Aljucer para más señas, para dar muestra de que nuestra región sigue dando nuevos talentos y que se van sentando las bases para el futuro. Vino Lorena acompañada del experimentado talento en el cante de Bastián Contreras y la no menos virtuosa sonanta de Faustino Fernández, ambos muy queridos por nuestra peña, también murcianos. 


Se arranca valiente Lorena por Martinete; baile con palillos bien templado, que se convierte en seguiriya en su segunda parte, ya sin ellos, y con el aire que Antonio El Bailarín impregnó en su ya mítica creación. Anda bien de compás esta Lorena, que se crece con el cante de Bastián en su cierre de cambio y con el buen toque de Faustino.

Cartagenera y minera nos traen los aires de la tierra en la voz de Bastián Contreras, quien conoce a fondo la materia de estos cantes, con sabor a hierro y azufre, canta sin alardes melódicos, expresivo y directo, introducido por Faustino con bellas falsetas de Vicente Amigo.

Los Tientos nos trajeron de nuevo el calor del baile, que fue poco a poco subiendo en intensidad, con giros y vueltas que hicieron volar la flor que llevaba en el pelo. Cierra alegremente por tangos y se limpia el zapato en un juego de baile encantador. Faustino dedica un toque a solo de guitarra a una persona importante para él, tornándose en bulerías debido a la emoción del momento, que no quiso que fuera por La Alhambra la cosa. Arrancó gran ovación. Como también Bastián, poco después, con la canción por bulerías S.O.S. de Mayte Martín, muy aplaudida.

Baile por Alegrías con introducción con aires de minera a lo Paco de Lucía sirvieron para cerrar la gala con otro bonito baile, donde brilló Lorena con sus zapateados y latiguillos en las escobillas. Remate por bulerías de Cádiz con ovación final y el público en pie, más un fin de fiesta a pelo, con los músicos de pie y su pataíta final, como mandan los cánones. Faltó una espontánea que no se atrevió a echarse un cantecito. Quizás otro día. 

Buena noche pasamos. ¿Y ustedes?

Guillermo Castro


domingo, 26 de febrero de 2017

Final del IV Concurso de Cante Murcia Flamenca


Murcia Flamenca continúa creciendo en su labor flamenca con su Concurso de Cante, que este año va por su IV edición. Aunque su historia se remonta al año 2010, cuando Julián Páez se alzó con el primer premio en el Ateneo Cultural Huertano Los Pájaros. Desde entonces, siete ediciones del concurso han premiado la mejor propuesta en materia de cante flamenco, siendo esta peña la que recoge el testigo del Ateneo desde el año 2014 hasta hoy, con los siguientes ganadores: Loreto De Diego (2011), Rosi Campos (2012), María Portillo (2014), Ana La Yiya (2015), Montse Pérez (2016) y Edu Hidalgo (2017).

El espíritu del concurso ha sido siempre premiar la mejor propuesta en faceta de cante flamenco, sin estilos obligados, aunque atendiendo a la variedad de palos del árbol flamenco, y valorando la dificultad de estos y la solvencia de los artistas en función de la ejecución de los cantes: afinación, compás, letras, modalidades cantadas, y presencia en el escenario, siendo importante la no repetición de estilos, algo que deja claro en sus bases y que mucha parte del público desconoce. Por lo tanto, es importante que el artista que opta al premio domine desde los cantes a compás, como soleares, alegrías, tangos, bulerías o seguiriyas, a cantes de levante como las granaínas, malagueñas o cantes mineros, pasando por los estilos a palo seco, como tonás, martinetes, y otros de influencia hispanoamericana como las peteneras, colombianas o guajiras. No es un concurso fácil, porque exige una gran solvencia por parte del aspirante, quien debe seleccionar muy bien lo que va a cantar en una fase previa, con tres cantes y la final con cuatro cantes. El jurado valora tanto la semifinal como la final, y es este el punto que muchos desconocen y que es motivo de incomprensión cuando se conoce el fallo del Jurado, sobre todo cuando se ha asistido solamente a la final. Este año ha habido protesta en el público por parte de un gran número de aficionados que apoyaban a uno de los concursantes tras conocer el veredicto del Jurado, lo que supone una actitud totalmente reprochable y una falta de respeto a los artistas y al propio Jurado. El que va a un concurso se expone a ganar, y también a perder, y ya el mero hecho de llegar a la final es un triunfo. 

El Jurado ha estado formado por la bailaora Beatriz Arce y los expertos en investigación flamenca Pedro Fernández Riquelme y Guillermo Castro

Este año han participado trece concursantes con llenos absolutos en las semifinales y en la final; los finalistas han sido:

Edu Hidalgo, de Badajoz, quien se ha alzado con el Primer Premio “Ciudad de Murcia” dotado con 1350€ y trofeo, con los siguientes cantes: Alegrías, Seguiriyas, Soleá por Bulerías, Tientos-Tangos, Minera y Cartagenera, Soleá, y Romance


Nicolás Pelegrín, de Lorca, Segundo premio dotado con 750€ y trofeo, con los siguientes cantes: Cantiñas, Malagueñas, Levantica y minera, Caña, Fandangos, Tientos-Tangos, y Cartageneras.


Ana Caro, de Huelva, Tercer premio dotado con 500€ y trofeo, con los siguientes estilos: Cartagenera, Caracoles, Granaína, Levantica, Soleá, Malagueña y Fandangos


La final estuvo amenizada por el Ballet flamenco de la Academia de baile de Carmen Romero y contamos con la presencia del Excelentísimo Concejal de Cultura D. Jesús Pacheco, quien nos dedicó unas palabras, y a quien agradecemos encarecidamente su presencia y ayuda en el Concurso. Igualmente agradecemos la ayuda de la Universidad de Murcia y al artista Carlos Pardo su generosidad al ceder de forma desinteresada el diseño del cartel de la final. 



Esperamos seguir creciendo y que el año que viene podamos disfrutar de nuevo de un buen concurso flamenco en nuestra ciudad. Seguimos esforzándonos en nuestra asociación flamenca, trabajando de forma totalmente desinteresada, brindando a nuestra ciudad una programación de calidad, con espíritu joven y renovado. Gracias por vuestra ayuda.

Guillermo Castro








Fotografías: Bernardo Sáez

domingo, 19 de febrero de 2017

Semifinales del IV Concurso de Cante Murcia Flamenca

Este fin de semana han pasado 13 importantes artistas por el IV Concurso de Cante Murcia Flamenca, dejando patente la gran calidad y nivel que este concurso va poco a poco acumulando. Tres cantes con 20 minutos de duración máxima en la semifinal han sido evaluados por el Jurado (Beatriz Arce, bailaora y los investigadores de flamenco Pedro Fernández Riquelme y Guillermo Castro) el cual ha seleccionado a tres aspirantes para la final del sábado 25 en el Auditorio de Algezares.

Los seleccionados son Edu Hidalgo, de Badajoz, Ana Caro, de Huelva y Nicolás Pelegrín de Lorca. 

Los concursantes y estilos interpretados fueron:

El viernes 17; Pedro Andrés Lomas Mejías con malagueñas, soleá y cantiñas; Gregorio Moya con soleá por bulerías, malagueñas y tientos, Quintín Zamora con malagueñas, alegrías y seguiriyas, Ana Caro con cartagenera, caracoles y granaína, Andrés Fernández con tonás, soleá y cantiñas y Edu Hidalgo con Malagueñas, soleá y alegrías

El sábado 18; José Antonio Ronco con malagueñas, soleá y alegrías; Fina Colmenero con soleá, granaína, y tangos; José Olmo con soleá, tientos y seguiriyas; Alberto El Almendro con tientos, seguiriyas y fandangos; María José Flores con granaína, alegrías y seguiriyas; Araceli Campillos con granaína, soleá y bulerías; y Nicolás Pelegrín con cantiñas, malagueñas y levantica-minera.

Para la final, los tres concursantes deberán realizar cuatro cantes diferentes a los de la fase de selección, con una duración máxima de 30 minutos. La hora de comienzo será las 20.00 horas en el Auditorio de Algezares y las invitaciones se recogerán desde las 18.00 en el mismo auditorio y no se admiten reservas. Mientras el jurado se reúne a deliberar disfrutaremos de la actuación de un cuadro de baile de la Academia de baile Carmen Romero.


Localización del Auditorio:





sábado, 28 de enero de 2017

Murcia Flamenca se renueva en La Madriguera


El cante de Remedios Reyes se encargó este viernes de estrenar la nueva etapa que la Asociación de Arte Flamenco de Murcia «Murcia Flamenca» va a desarrollar en el espacio escénico de La Madriguera, en Beniaján. La cantaora de Chiclana toreó a gusto en este acogedor coso flamenco que permite mayores posibilidades escénicas y artísticas que otros escenarios pasados, lo que supondrá renovar las propuestas flamencas que esta asociación viene realizando últimamente. 


Abrió por alegrías, como no podía ser de otra forma, para templar al personal congregado, algo más frío que de costumbre. Rica voz en matices aterciopelados y gran dominio de las diferentes variantes que cantó, con  muy buen compás, y subidas contenidas de la voz, sin forzar, porque no hace falta. Por soleá, sentó cátedra, con dominio pleno de los tercios del cante, con un fino acompañamiento de la guitarra de Vicente Santiago que sabía donde parar y esperar, meciendo el compás al servicio del cante y dejando a la voz hacer. Por tangos nos regaló todo un abanico de diferentes estilos, incluidos los tangos de la estrella de Morente, que van ya convirtiéndose en un clásico dentro del cante flamenco. Dos bellos tarantos de tercios recortados, sin excesivas florituras, lo que nos gusta, sacó la primera ovación del respetable, que parecía calentarse algo ya. Por seguiriyas nos partió el alma, con ese sentimiento que los gitanos imprimen a este cante flamenco, que duele desde el primer ay que exhala Remedios. Fandangos y un largo remate por bulerías para finalizar, con Remedios en pie, sin zapatos, intercalando cante y baile con gran maestría, dejando claro el gran dominio del compás y el conocimiento profundo del cante flamenco que tiene esta cantaora de Chiclana. También Camarón pasó por el metal de su voz, y la Niña de los Peines y La Perla. 


Gran noche la de este viernes, y muy buen comienzo para esta nueva etapa de Murcia Flamenca, que seguro será muy fructífera. Algo fría la temperatura de La Madriguera, que esperamos mejore la próxima vez.
Guillermo Castro
                                                                       



lunes, 19 de diciembre de 2016

Año nuevo, nido nuevo

Murcia Flamenca comienza a partir de enero una nueva etapa en el espacio de la Asociación Cultural La “Madriguera”. Esperamos poder seguir creciendo con vuestra ayuda, como siempre. Nuestra programación se mantiene intacta, al igual que nuestra ilusión de seguir trabajando en pro de un flamenco de calidad para todos los públicos. Nos vemos el viernes 27 de enero en un nuevo nido, con el cante de Remedios Reyes. 

sábado, 17 de diciembre de 2016

Dos Lunares


Macarena Ramírez nos hizo un gran regalo la noche del viernes en el día de su cumpleaños. Es menuda y joven, tan solo 24 años, y aún parece tener menos, pero en el escenario crece, se agiganta, se eleva, vuela. Vino acompañada del cante de Miguel Rosendo y la guitarra de Juan José Alba, dos fieras en su oficio, como ella. 

Arrancó el recital con un baile por farruca, introducido magistralmente por la guitarra de Juan José, quien templó la sala con sus sugerentes armonías, preparando el tran tran treiro y el baile de Macarena, quien con su chaquetilla torera de espejos brillantes comenzó a desgranar este majestuoso baile, elegante, imponente, al estilo de Gades, con sus vueltas, bajadas y dedos señalando en poses toreras. Buen principio. Siguió el impás flamenco con unos tangos de Cádiz en los que también tuvieron cabida los giros extremeños en la voz algo engolada de Rosendo, cantaor de gran potencia y fuerza comunicativa, rompiendo en los momentos que él requiere, con gusto. Los alzapúas de Juan José, de vértigo, oiga. Vestido nuevo para el baile por alegrías de Macarena, quien salió con su mantón y una sonrisa que encadila al más pintao. Qué gusto cómo mueve el mantón, con sutileza, suavidad, elegancia; con mucha gracia. No pudo lucirse del todo en el taconeo por culpa de las tablas del escenario, que no ayudan. Mató la araña tras el respectivo silencio y la escobilla que requiere este baile, seguido de vueltas sin fin y un cierre por bulerías de Cádiz, torciendo el espinazo y despidiéndose del respetable mientras andando gira la mano derecha y desaparece. Gran ovación. Malagueña del Mellizo precedida de su respectiva granaína corta, al modo de Aurelio de Cádiz, tierra de donde vienen estos artistas. 
La guitarra de Juan José, cual metralleta en las falsetas dejó el espacio necesario para que el cante de Miguel brillara como debe, dejándose el alma en el estilo del Mellizo y cerrando con varios estilos de malagueñas a compás, con recuerdos de El Breva y fandangos de Granada y Málaga. Y el baile de La Caña, lo mejor de la noche. Vestido de lunares, a juego con los suyos, esos que se veían en su pecho subir y bajar al compás de la música. Lo hizo todo en este baile. Aquí si pudo lucirse en los taconeos, con magnífica precisión. Parece que le cogió el truco a las viejas y destartaladas maderas de La Puerta Falsa, porque dejó bien claro qué es eso de taconear bien a compás, certeros latiguillos, subidas y bajadas, preciosas torerías en un generoso y completo baile cerrado por bulerías y grandísimo aplauso del respetable que tuvo su premio con un fin de fiesta a pelo, despedida y cierre con larga ovación y cumpleaños feliz para Macarena, que subió de nuevo al escenario para despedirse de un público totalmente entregado. 

Fin de etapa de Murcia Flamenca en La Puerta Falsa, lugar donde ha desarrollado muy a gusto su labor de difusión y promoción del flamenco durante dos años. En una ciudad, la de Murcia, muy difícil, con poco apoyo institucional al flamenco de base, centrada en los macroespectáculos y en lo mediático, olvidándose de la importancia de crear un tejido desde abajo y de apoyar a gente que, como nosotros, lo dan todo por ofrecer espectáculos de calidad en esta plaza tan difícil de torear. Mudamos de nido de nuevo, ahora más en la tierra, bajamos del árbol para instalarnos en La Madriguera, donde desde enero esperamos seguir dando guerra, a lo flamenco, con valentía, ilusión y espíritu renovado. Contamos con todos vosotros. Muchas gracias por vuestro apoyo.

Guillermo Castro


sábado, 12 de noviembre de 2016

El aire lleva su libertad


Pedro Cintas presentó su último disco Mi libertad el pasado viernes 11 de noviembre en La Puerta Falsa, con un público expectante por ver este joven cantaor extremeño formado desde la ortodoxia del cante, con Antonio Mairena como principal referente. Se intuyen nuevos aires en su nueva andanza artística, de ahí su disco, aunque nos dejó con ganas de escuchar más temas de su último trabajo, sobre todo estilos extremeños como los jaleos, que por estas tierras nadie canta y son de agradecer. Pero los artistas son libres, y nada hay que objetar, porque dio un recital magnífico y su entrega fue total desde el principio. Vino con la guitarra sevillana de Antonio García, repleto de falsetas de un toque clásico, filigranas de la vieja escuela, con un compás magnífico, y una simbiosis con el cante total. 


Larga tanda de tientos y tangos para comenzar, con un Cintas que maneja el vibrato de su voz con maestría, templándose a gusto en los altos y bajos del cante. Soleá apolá con matices en la que se acordó de Charamusco; preciosa salida del cante antes de abordar este estilo, toda una piedra de toque para cualquier cantaor que se precie en este palo flamenco. Pedro mira hacia abajo y cierra los ojos para arrancarse desde lo más profundo del su interior y dejar al público impregnado con su primera emoción flamenca. Cambio de tercio con cantiñas y alegrías donde brilló con especial gracia Antonio García en sus pirotécnicas falsetas. No podían faltar los cantes de levante que fueron bordados por la garganta de Pedro, extraordinario ya en la salida, y no digamos en los desarrollos de los complejos tercios que su modulada voz abordó con gran soltura en la taranta y cartagenera que cantó. Pasó a terrenos más profundos aún en las seguiriyas, lo mejor de la noche. Sus quejidos interiores entrecortados se clavaron como puñales en cada tercio cantado, cerrando con una seguiriya de cambio demoledora. Antonio le hizo falsetas y acompañamiento de escuela, para enmarcar. Terminó por bulerías, en pie, con algún que otro cuplé que despistó a más de uno y que nos dejó con las ganas de un bis que no llegó, a pesar de la larga ovación que recibieron los dos artistas.

Qué suerte esta peña, Murcia Flamenca, que trae tanto arte flamenco a esta ciudad con impagable esfuerzo y todavía sin nido propio donde asentarse en condiciones. Una pena. Disfruten de ella mientras puedan.


Guillermo Castro